Una mujer consigue tras su divorcio una compensación por dejar de lado su carrera profesional

Nota original por: The Guardian.

Autora: Amelia Hill

La abogada obtuvo una compensación de 400.000 Libras y la mitad de un patrimonio valorado en 10 millones de libras como consecuencia de haber dejado su trabajo para criar a los hijos en común.

 

El juez sostuvo que la relación que mantuvieron ha generado desventajas dado que el esposo pudo continuar desempeñándose profesionalmente hasta alcanzar y disfrutar de una carrera “estelar”.

Una mujer que sacrificó su carrera de abogada para criar a los hijos del matrimonio ha obtenido una compensación económica en condiciones de equidad para acceder a la fortuna construida durante la relación.

La decisión podría tener incidencia en otros divorcios en los que uno de las/os integrantes ha dejado su carrera profesional por el bien de la familia, dijo la abogada.

La graduado de Cambridge se encontraba enzarzada en una batalla con su esposo millonario, también abogado, luego de la ruptura de la pareja.

El juez decidió entonces que la pareja, que estuvo unida por casi una década y tuvo dos hijos, deberían dividirse los bienes valuados en la suma cercana a los 10 millones de libras en forma equitativa pero la mujer obtuvo una compensación de aproximadamente 400.000 libras en concepto de su carrera abandonada en pos de la familia.

El juez Moor sostuvo que existió una “relación generadora de desventajas” mientras que el esposo pudo disfrutar de una carrera profesional en ascenso.

“[La mujer] se veía a sí misma como la progenitora que tomó en sus manos la responsabilidad primaria sobre los niños” dijo. “La carrera profesional del marido tomó prioridad. Creo que es inusual hallar una relación que creara condiciones tan desventajosas para una de sus integrantes, generando un reclamo de compensación, pero está claro que éste es uno de esos casos.”

“He llegado a la conclusión que una suma apropiada para recompensar esta relación generadora de desventajas económicas, más allá del acceso a la mitad de los bienes, sea de 400.000 libras”.

Jane Keir, la abogada del estudio Kingsley Napley LLP, representante de la mujer, dijo que este caso puede tener implicancias en el futuro.

“Como la talentosa abogada que es, nuestra clienta sacrificó su carrera potencialmente lucrativa por su familia y tomó a su cargo el cuidado de los niños”, dijo. “Aún cuando el juez Moor dijo que esta decisión no abriría un importante flujo en los reclamos por compensaciones en casos de parejas con consecuencias económicas desventajosas para uno de sus miembros, la sentencia afirma que aún cuando se trate de una circunstancia excepcional, el principio de la compensación existe en el derecho de familia, claro que si”.

“En teoría, esto podría aplicarse a cualquier caso donde uno de los integrantes de la pareja haya dejado de lado su carrera, poniendo el interés por el desarrollo de su familia por encima de su ambición y el poder”.
Los detalles del caso surgen de una sentencia producida por Moor en un reciente juicio en la justicia de familia de Londres. Dijo que la pareja, que vive en Londres y rondan los 40 años de edad, no debería ser identificada en los medios de comunicación”.